jueves, 2 de junio de 2011

Bases biologicas del aprendizaje

La capacidad de aprender, es una de las características más notables de los organismos que poseen sistema nervioso, es decir la capacidad de adquirir una determinada información y almacenarla para utilizarla cuando sea requerida o necesaria.
El aprendizaje requiere que la información sea captada por los órganos de los sentidos, sea procesada y almacenada en el cerebro. La utilización puede ser mental, cuando se trata de recordar acontecimientos, datos y/o conceptos; o puede ser instrumental cuando se trata de realizar una tarea manual.
Dada la enorme complejidad del cerebro humano, se hace tan difícil comprender los mecanismos implicados en la organización de las funciones cognitivas de los seres humanos. Los procesos considerados esenciales para el aprendizaje son: la atención, la memoria, y la comunicación.

El Aprendizaje, es conocido por muchos como el período inicial durante el cual se adquiere una nueva información o se desarrollan cambios en la conducta que favorecen la adaptación al medio ambiente. Parece ser que el aprendizaje es un requisito básico para la supervivencia, ya que permite la rápida adaptación en el curso de la vida del individuo. Por otro lado, esta la memoria que se define, como el almacenamiento de la información recientemente adquirida de manera que se pueda acceder a ella posteriormente. Es difícil encontrar un límite entre los procesos de aprendizaje y la memoria, ya que están estrechamente relacionados. De la misma forma se ve al aprendizaje como el proceso mediante el cual se adquiere la memoria, cuando se habla de aprendizaje, se sabe que el concepto de memoria esta implícito, ya que es imposible que se produzca aprendizaje sin la memoria.
La consolidación de la memoria es un proceso hipotético que ocurre inmediatamente después del aprendizaje y permite que el almacenamiento de la información se haga progresivamente invulnerable a la ruptura. La consolidación requiere desde segundos a minutos periodo en el cual puede interrumpirse por eventos particulares (traumatismos, choques electroconvulsivo, hipotermia, alcohol, drogas, etc), mientras menor es el intervalo de tiempo, menor será la probabilidad que la información sea trasferida a una memoria de largo plazo.

Según James Zull, el aprendizaje tiene que ver con el cambio y, al mismo tiempo, es el cambio. Para este autor “la vida es aprendizaje”, es una cosa viva y creciente, que viene desde diferentes rutas y conduce a diferentes metas. La comprensión de cómo trabaja el cerebro en el aprendizaje de nuestros estudiantes podría ayudarnos a enriquecer nuestros estilos de enseñanza, para que haya aprendizaje debe existir un cambio en el cerebro, por lo tanto la enseñanza debería ser el arte de cambiar el cerebro.

Por otro lado tenemos el concepto de plasticidad neuronal, que es la capacidad del sistema nervioso de modificarse a si mismo en respuesta a distintas situaciones vitales durante el proceso de adaptación. Es por esto, que se desarrollo la idea de que la formación de una memoria duradera debe incluir algún tipo de cambio en la estructura de los circuitos neuronales.

El aprendizaje ocurre merced a la utilización de una serie de áreas localizadas en la corteza cerebral, las funciones de las áreas corticales pueden resumirse en tres:
- Función sensorial
- Función integrativa
- Función motora

Una vez que la acción se ha iniciado, es detectada por el cerebro sensorial, de modo que la respuesta motora se convierte en un nuevo impulso sensorial.

Para finalizar hablare del ciclo del aprendizaje, y para esto me basaré en el autor David Kolb, quien es el que elaboró este termino, y lo explica como una descripción muy cercana a como trabaja el cerebro durante el proceso de aprendizaje, todo esto basado en la idea de que el aprendizaje se origina a partir de experiencias concretas, por esto el termino “aprendizaje experiencial”, pero la experiencia no lo es todo, de echo es solo el comienzo. El aprendizaje depende de la experiencia, pero del mismo modo requiere reflexión, desarrollo de abstracciones y experimentación activa de las mismas. La experiencia concreta proviene de la corteza cerebral, la observación reflexiva incluye la parte posterior de la corteza integrativa.
Toda experiencia sensorial genera un aprendizaje, lo cual puede hacer que los profesores confundan pensando que todo lo que él haga puede producir aprendizaje, porque constituye una experiencia sensorial.
Las neurociencias nos han entregado dos claves que conduces a cambios en las redes neuronales que facilitarían el proceso de aprendizaje, la primera de ellas es practicar, practicar y practicar, ósea trabajar el cerebro; y por otra parte si el estimulo deja de tener importancia, las neuronas tienen la capacidad de dejar de descargar, ayuda a las redes neuronales a ser más fuertes, más grandes y más complejas en la emoción.

Concluyendo, la comprensión de cómo aprende el cerebro puede ayudarnos a responder el eterno cuestionamiento acerca de cómo y que hacer para aprender mejor y, por consiguiente, cómo y que hacer para enseñar mejor.

video

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada